Asociación de Terapia Asistida con Animales La Salamantina - TAA - AAA - Labradores de La Salmantina - cachorros labrador chocolate  discapacidad  autismo  sindrome de down imperactividad alzheimer parkinson
Asociación de Terapia Asistida con Animales La Salamantina - TAA - AAA - Labradores de La Salmantina - cachorros labrador chocolate  discapacidad  autismo  sindrome de down imperactividad alzheimer parkinson
Asociación de Terapia Asistida con Animales La Salamantina - TAA - AAA - Labradores de La Salmantina - cachorros labrador chocolate  discapacidad  autismo  sindrome de down imperactividad alzheimer parkinson
Asociación de Terapia Asistida con Animales La Salamantina - TAA - AAA - Labradores de La Salmantina - cachorros labrador chocolate  discapacidad  autismo  sindrome de down imperactividad alzheimer parkinson
Asociación de Terapia Asistida con Animales La Salamantina - TAA - AAA - Labradores de La Salmantina - cachorros labrador chocolate  discapacidad  autismo  sindrome de down imperactividad alzheimer parkinson
Asociación de Terapia Asistida con Animales La Salamantina - TAA - AAA - Labradores de La Salmantina - cachorros labrador chocolate  discapacidad  autismo  sindrome de down imperactividad alzheimer parkinson
Asociación de Terapia Asistida con Animales La Salamantina - TAA - AAA - Labradores de La Salmantina - cachorros labrador chocolate  discapacidad  autismo  sindrome de down imperactividad alzheimer parkinson
Asociación de Terapia Asistida con Animales La Salamantina - TAA - AAA - Labradores de La Salmantina - cachorros labrador chocolate  discapacidad  autismo  sindrome de down imperactividad alzheimer parkinson
Asociación de Terapia Asistida con Animales La Salamantina - TAA - AAA - Labradores de La Salmantina - cachorros labrador chocolate  discapacidad  autismo  sindrome de down imperactividad alzheimer parkinson
Asociación de Terapia Asistida con Animales La Salamantina - TAA - AAA - Labradores de La Salmantina - cachorros labrador chocolate  discapacidad  autismo  sindrome de down imperactividad alzheimer parkinson
Asociación de Terapia Asistida con Animales La Salamantina - TAA - AAA - Labradores de La Salmantina - cachorros labrador chocolate  discapacidad  autismo  sindrome de down imperactividad alzheimer parkinson
Asociación de Terapia Asistida con Animales La Salamantina - TAA - AAA - Labradores de La Salmantina - cachorros labrador chocolate  discapacidad  autismo  sindrome de down imperactividad alzheimer parkinson

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Beneficios físicos

  • Mejorar las habilidades motoras.
  • Mejorar las habilidades en el manejo de una silla de ruedas, andadores…
  • Mejorar el equilibrio.
  • Mejorar la coordinación.
  • Incrementar la interacción verbal.
  • Incrementar el ejercicio.
  • Mejorar las sesiones de Fisioterapia.

Numerosos estudios demuestran un descenso en la presión sanguínea y en la tensión arterial. (Friedmann, Katcher, Thomas, Lynch y Messent, 1983).

Hay evidencias contundentes de que los ancianos con Alzheimer se benefician del contacto con animales en su entorno, de forma temporal o permanente (Verderber 1991).

A veces son la única conexión con la naturaleza, brindan compañía, dan seguridad, sensación de sentirse útil y promueven el ejercicio por su necesidad de paseo y distracción.

Beneficios psíquicos

  • Mejorar la salud mental.
  • Mejora la estimulación mental, ocurre porque se incrementa la comunicación con otras personas, ayudando a la evocación de recuerdos. Estas son distracciones positivas que pueden ayudar a que las personas disminuyan sus sentimientos de aislamiento.
  • Mejorar las interacciones verbales.
  • Mejorar la atención.
  • Desarrollar las habilidades del ocio.
  • Mejorar el control de impulsos.
  • Incrementar la autoestima, puesto que la aceptación por parte de un animal no admite ningún tipo de juicio. El Enfoque exterior: los animales pueden ayudar a las personas que sufren una enfermedad mental, que tienen baja autoestima, depresión, etc., a cambiar el enfoque de su ambiente, logrando que piensen y hablen de los animales en vez de focalizarse en sus problemas.
  • Reducir la ansiedad.
  • Reducir el sentimiento de soledad o estados depresivos.

El intercambio afectivo con el animal mejora el estado emocional del propietario que se siente acompañado y se mantiene activo porque debe llevarlo de paseo y asumir la responsabilidad de su cuidado, aumentando así la seguridad en sí mismo (Katcher, A. H. 1985).

 

Beneficios Educacionales

  • Incrementar  vocabulario/memoria.
  • Fomentar el uso de nuevos términos.
  • Mejorar el conocimiento de conceptos como talla, color, forma, etc.
  • Mejorar el cálculo.
  • Estimular la responsabilidad, puesto que desarrollan la capacidad de cuidar de alguien.
  • Desarrollar los hábitos de higiene.

Facilita el vínculo con otros niños y puede reemplazar la compañía humana en aquellos que carecen de la compañía de otros niños. Su seguridad estimula el comportamiento exploratorio en aquellos temerosos frente a situaciones desconocidas (Robin, Ten Bensel, Quigley y Anderson, 1983).

Nieke Endenburg, Psicóloga infantil (Universidad de Utrecht, Holanda), comprobó en niños que conviven con animales de compañía, tienen menor agresividad y mayor respeto de límites, equilibrio emocional y confianza en sí mismos.

Es más fácil enseñar a un niño a demostrar empatía con un animal que con una persona. Con los animales, lo que ves, es lo que hay. Los humanos no somos tan directos. Podemos enseñar a un niño a “leer” con el lenguaje corporal de un perro. Es más fácil comprender lo que está sintiendo un animal, que lo que siente un ser humano, ya que el animal es más lineal y vive el momento. Cuando los niños se hacen mayores, su habilidad para sentir empatía con un animal, le sirve para generalizarlo en su experiencia con el resto de las personas.

Beneficios Sociales

  • Incrementar la buena disposición a ser incluido en una actividad de grupo.
  • Incrementar la interacción con otras personas.
  • Incrementar la interacción con el personal de las instituciones. (Por ejemplo en centros geriátricos).
  • Desarrollar los hábitos de trabajo en equipo que implican el respeto hacia el trabajo de los demás.
  • Generosidad, empatía sobre otros seres, fomenta respeto a la naturaleza, a los demás y a sí mismos. La mayoría de las personas se identifican con los animales y especialmente los niños. Es más fácil enseñar a un niño a sentir empatía por un animal que por un humano. Esto se debe a que es más fácil determinar los sentimientos de un animal a través del lenguaje de su cuerpo que el de una persona.
  • Contacto Físico: Los niños que no tienen un nivel de contacto físico adecuado, no desarrollan buenas relaciones con otras personas y a menudo fracasan en su crecimiento psicológico. Hay algunas personas que no les agrada el contacto físico con otras personas, sin embargo el tacto del pelo del animal sí les agrada. Existen programas para personas que han sufrido abusos físicos y/o sexuales y al personal médico se le tiene prohibido el contacto físico; en estos casos, sostener a un animal para tocarlo y/o acariciarlo puede hacer un mundo de diferencia para estas personas que, a diferencia de otras, no tienen un contacto físico positivo y apropiado.
  • Empatía: la mayoría de los niños se identifican con los animales. Es más fácil enseñar a un niño a sentir empatía por un animal que por un humano; esto se debe a que es más fácil determinar los sentimientos de un animal a través del lenguaje de su cuerpo que los de una persona.
  • Relaciones: los animales pueden abrir un cauce de comunicación emocionalmente seguro entre terapeuta y paciente. Ayudan a dar un aire de seguridad emocional a las sesiones de las terapias. Su presencia puede abrir el camino, frente a una resistencia inicial, hacia cualquier terapia. Es muy probable que los pacientes proyecten sus sentimientos y experiencias hacia un animal.
  • Aceptación: los animales tienen una manera particular de aceptar a las personas sin calificarlas.
  • Entretenimiento: la presencia de un animal ofrece, al menos, entretenimiento, especialmente en instituciones de salud, donde la persona tiene que permanecer por un periodo largo de tiempo. Incluso personas a las que no les gustan los animales observan sus reacciones y movimientos.
  • Socialización: los estudios han demostrado que las visitas que los animales hacen a las instituciones ofrecen mayor socialización entre las personas que se encuentran allí. Se muestran más alegres, más sociables, disminuyen su ansiedad y estrés, mejora su estado de ánimo.
  • Estímulo mental: ocurre porque se incrementa la comunicación con otras personas, ayudando a la evocación de recuerdos. En instituciones con pacientes con depresión o que están institucionalizados, la presencia de un animal ayuda a aclarar la atmósfera, lo que incrementa la distracción, la alegría y el juego, a la vez que disminuyen los sentimientos de aislamiento.

La presencia de los animales puede abrir el camino hacia una resistencia inicial por parte del paciente a iniciar cualquier terapia. Es muy probable que los pacientes proyecten sus sentimientos y experiencias hacia un animal. Además, los pacientes, equipo de trabajo, familiares se muestran más alegres, más sociales para con los demás, disminuye la ansiedad y estrés, mejora el estado de ánimo. La presencia de estos influye en aumentar la sociabilidad.

Los animales por su propia naturaleza rompen unas barreras psicológicas que el ser humano ha construido, y en este sentido conectan muy bien con los niños que todavía no han llegado a levantarlas. Con los animales, sobre todo domésticos, nos permitimos demostrar nuestros sentimientos, y no nos da vergüenza manifestar nuestra afectividad incluso físicamente. Además nos ayudan a asumir como temas naturales algunos tabúes de nuestra sociedad, como por ejemplo la muerte.

Incluso aquellas que no les gustan los animales, observan sus reacciones y movimientos.

La presencia de un animal generalmente centra y mantiene toda la atención de los pacientes, lo que se puede aprovechar para lograr mejor rendimiento en el trabajo sobre la propia atención u otras áreas.

La sociabilidad aumenta desde 3 enfoques:

1. Entre pacientes.

2. Entre pacientes y el equipo de trabajo.

3. Entre pacientes, equipo de trabajo, familiares y otros.

Las personas con amplia experiencia en este campo afirman que es más fácil hablar con los residentes durante y después de las visitas, prefiriendo numerosas familias las visitas cuando se encuentra el animal por ser un ambiente más cálido y placentero.

 

 
E-mail | info@dogsterapia.es | ©2011